Hotel situado en pleno centro de la ciudad apenas un minuto de la Grand Place centro neurálgico de la ciudad. Es un hotel que calidad precio esta muy muy bien, dentro del precio esta incluido el desayuno bastante completo. La habitación adaptada esta en la primera planta aunque también disponen de habitaciones en la planta baja.

La habitación no es muy grande pero estaba bastante bien equipada, en nuestro con una cama de matrimonio, baño perfectamente equipado con barras para poder hacer todo tipo de transferencia, armario abierto accesible y mesa de apoyo. La zona del desayuno esta ubicada en la planta baja.

En definitiva un hotel muy recomendable para una estancia en Belgica. Tanto por su ubicación y su precio.